martes, 31 de mayo de 2011

Esas cosas tan diferentes del día a día que nos pueden volver locos... 2

Este post es la continuación de este otro, y trata sobre esas cosas tan raras de hacer las cosas en algunos países.


El “timbre francés”


Y un día a los franceses se les ocurrió guillotinar al timbre (ring ring para avisar a alguien que estás en la puerta de su casa y, obvio, que te abra la puerta). Es un sujeto ahora marginal, casi desaparecido. Este hecho no lo registra ningún libro de historia. Sólo se sabe que ya no existe casi en la mayoría de casas y edificios. Esta vez la tecnología no reemplazó al hombre sino al timbre. Una especie de teclado numérico lo reemplaza y solo conociendo la clave secreta (el famoso “digicode”), voilà, se te abrirán las puertas… de tu anfitrión. Nota aparte: si es invierno y no tienes el digicode, no te esfuerces en gritar para avisar que llegaste. Las ventanas de doble vidrio siempre están cerradas.




(En la primera foto, un digicode; en la segunda, los inconvenientes en la cosmovisión del cuento)


El “piso francés”


Esta gracia le ha costado muchos dolores de cabeza y de espalda a millones de personas (ver, por ejemplo). El piso “francés” es un matemático poco flexible que no conoce de malas cuentas. Como en pocos países, las edificaciones con más de una plata, se empiezan a numerar con el número 0. Lo que en algunos países un edificio de 5 plantas equivale a 5 pisos, acá equivale a 4. Ya no haremos referencia al primo del piso “francés” – uno más exquisito – que además de luego de contar el piso 0, sigue con el “entresol” y recién luego con el piso 1.


(5 pisos e incluso podrían ser 4, pero de ninguna manera 6)




La “numeración de hogares francesa”


No contentos con marearnos con el “piso francés”, un pariente de cercano hace su aparición. Esta vez, una dama: la “numeración de hogares francesa”. Afortunadamente, hay pocos especímenes. Caprichosa, terca y única. La casa de un francés puede tener la numeración 14, la de su vecino de al lado “14 bis”, la del siguiente “14 tiers” e incluso podría haber una versión siguiente con referencia a una cuarta posición. Todas serían residencias distintas.


(acá foto)
(usa tu imaginación)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola! leo tu blog desde que me enteré de que el curso que viene estudiaré en Paris de erasmus, y tengo una pregunta muy urgente a ver si me puedes ayudar!!
Cuando entro en la pagina de la CAF, y calculo la ayuda que me corresponde, en los ingresos personales, tengo que poner MIS ingresos o los de mis padres? a ver esque yo soy estudiante y por lo tanto solo contaré con la beca de 900 euros, no trabajo ni he hecho nunca una declaracion de la renta. Espero que puedas ayudarme!! muchas gracias de antemano!!!

pd: me encanta el blog, no sabes lo que ayudas a gente tan perdida como yo!! =)

Cristina

o.o dijo...

Hola Cristina!

Son solo tus ingresos, es decir, los que forman parte de tu presupuesto, es decir, la beca (provecho), es decir, no lo de tus papás, es decir, ya debes estar grandecita ;)

Felicitaciones por la beca!

Anónimo dijo...

jaja muchisimas gracias por contestarme!! y si pudieras responderme a na cosita mas... jaja estoy buscando studios y en algunos no viene incluido el internet, yo podría contratarlo? cuanto me costaría? mas o menos esa es la pregunta, que si miro directamente solo los que tengan el internet incluido o hay posibilidad para mi de contratarlo (como son tan burocráticos...)

Mil millones de gracias!! me encanta tu blog me lo he leido de arriba a abajo, a ver con q nos sorprendes la próxima! =)


Cristina

o.o dijo...

Hola Cristina!

Por acá hay algo que le llaman "Box" que incluye tele, teléfono e internet. Todo por algo de 30 euros al mes pero claro para ello hace falta tener un sitio dónde quedarse.

;)

Publicar un comentario