martes, 15 de febrero de 2011

Contribuciones: "De media tabla"

Siguiendo con los "martes de contribuciones", acá les pongo la historia de un argentino, muy particular y directo, que vino a Francia pese a algunas dudas existenciales por su pasado académico... dudas que muchas veces saltan encima. Ya verán su final.

Anímense a enviarme su historia (por más pequeña que sea o si aún no han llegado a Francia) pues esto está muy interesante y gracioso.

***

En el colegio, me costó ser un poco de los pibes que tenía siempre la máxima nota y nunca las tuve. Menos aún me gustaba llevarle manzanas a mi profesora. No, qué boludo, ni aunque me parta un rayo.

Ingresé a la universidad sin problemas, para qué voy a mentirles. Pero es cierto que fue quilongo organizarme y terminar con buenas notas. Comencé la universidad en media tabla para abajo y poco a poco fui mejorando hasta poder subir hasta la ansiada primera mitad. No soy el Boca Juniors, soy el Colón si me tengo que definir usando un equipo de fútbol para plantearles mi panorama.

Pienso que es difícil evitar estudiar un posgrado en el extranjero ya que todos miran y miramos por ahí para sentar nuestro futuro profesional pensando que ahí está lo mejor. Qué querés que te diga… es inevitable para mí y para muchos y algunas veces parece el mejor y único camino.

Como destino yo elegí Francia. Tengo algunos antepasados galos que no los conocí ni sé dónde vivieron y en verdad poco me importa. Francia tiene por eso y muchas más algo de atractivo para mí y ya.

Pensar en las postulaciones fue todo un dolor de cabeza. Terminé la universidad y mis notas… no eran excelentes pero tampoco eran como para gritar “vamo’ Boca” en la tribuna del River (suicidio seguro). Lo asumo y punto. Lo hecho hecho está y todo mi pasado está escrito en piedra.

Tenía miedo que ninguna universidad me acepte. Francia tiene la fama de ser muy “erudita” e “intelectual” y creemos que solo los “Bourdieu” (gran sociólogo francés) tienen el pase abierto para cruzar sus fronteras. Dudé en algún momento de postular a Francia y hacer simplemente una maestría en mi país que también son buenas eh. Decidí tragarme el mostro y postular pues lo único que iba a perder eran unos varios pesos.

Yo envié mi dossier a tres universidades francesas y dos de ellas me aceptaron. Vamos, che, no se hagan los boludos que Colón también campeona de tanto en tanto así como Brasil nos gana un partido cada 5 años.

4 comentarios:

Paloma dijo...

Woooow!! bueno para empezar no creo que seas un estudiante tan malo como dices jajaja mira que si he visto peores que ni saben articular palabra.....me das una esperanza enoooorme, porque me siento bastante insegura ahora que hace unos dias se fue mi dossier a Francia....y hace 2 Mi pais tiene una bola de conflictos con Francia bastante fuertes ( por cierto si estas leyendo esto Wilson platicame como ves la situacion de Mexico ,de sus estudiantes y del proceso de admision de mexicanos por alla ahora con el Caso de Madmoiselle Cassez, ponme al tanto en tiempo real de lo que esta pasando asi estare preparada para lo que venga :( )

Entonces espero que a mi tambien me llegue esa oportunidad jajaja mis respetos porque te aceptaron en 2 de 3....yo con que me acepte una sere la mujer mas feliz ....de Mexico

Muchas grax por compartirnos un cachito de tu vida, de ser aceptada a ver si nos vemos por alla algun dia :)

o.o dijo...

Hola Paloma!!

Pues no creo que el caso de la chica francesa afecte a ese extremo... Las universidades son independientes de asuntos diplomáticos, por suerte.

:)

Yana Samat dijo...

qué capo!

Vasti Esther Huarac Mendoza dijo...

MUY BUENO TU BLOG ME DA ANIMO Y BUENAS IDEAS GRACIAS

Publicar un comentario